PARAULES PARAULES PARAULES PARAULES PARAULES PARAULES PARAULES PARAULES PARAULES PARAULES PARAULES PARAULES


dimecres, 13 d’octubre de 2010

Huracán

No me mires así, que cuando la tristeza llama a mi puerta, se me escapa la humanidad entre los poros. Voy a echarlo todo a perder, voy a saltar al precipicio de los sueños rotos. Para que engañarme? No soy más que un mar de dudas conducido por la gravedad. Me levanto cada día siendo un nuevo satélite perdido en el espacio.

Creo que me está ganando la locura. Cada mirada es un azote del viento en las costillas, cada caricia perdida me conduce a mi sucia oscuridad. Me da igual si mi ingenuidad te da asco, ya no soy más que mi sombra, una masa aturdida, ahogándose entre lagrimas y alcohol, eterna autocompasión. Personaje gris sacado de las más crudas novelas de autores malditos.

Venga, vete ya, apaga la luz y cierra la puerta. Yo me quedaré aquí como siempre. Esperando un milagro en forma de persona, de mirada luminosa, que me devuelva a la realidad. Que me saque de esta cuarta dimensión que no hace nada más que consumir mi tiempo y helarme poco a poco la sangre. Por favor, déjalo ya, yo cogeré un taxi y veré como te alejas entre las gotas de lluvia del retrovisor. Escribiré una novela de ficción, me apuntaré a yoga, dejaré el tabaco, las mujeres y el alcohol. Pero créeme, sé mentirme muy bien.



23/07/2010

2 comentaris:

Siona ha dit...

HI ha alguna cosa familiar en la forma que escrius,m'agrada molt. Si,jo també sóc tempus fugit. Et segueixo,fins ara!

Emma C. ha dit...

M´agrada com escrius :)
Deixares uns punts suspensius al meu blòc que no hi vaig entendre gaire bé. No sé, no els vai entendre,sincerament.
Cuida´t!